Feb 27

El nombre Tapa deriva de su definición literal… del verbo tapar. La tapa original donde una pequeña rebanada de pan o rodaja de salchichón etc. que los bebedores de vino (sherry) solían cubrir su vasos entre sorbo y sorbo. Esto era una práctica preventiva contra las moscas que caían al vino. Normalmente el chorizo o trozo de jamón sabroso en sal, creaban la necesidad de beber. Camareros de bares y restaurantes, vislumbraron el mensaje y crearon una variedad de tentempié o snack, para servir con el vino sherry. Esto aumentaba la demanda y venta del vino de tal forma, que las tapas llegaron a ser tan importante como el sherry.

Las tapas malagueñas

La otra gran cosa del tapeo, es que estimula la conversación y el momento social en el tiempo que dedican a su consumición, hablando e intercambiando opiniones, con la tapa, la gente no está tan centrada en comer una comida grande cosa que sería más formal. Con el tapeo es fácil para la gente pararse, hablar y moverse, mientras que saborean deliciosa variedad de pequeñas porciones de comida.

En España la cena normalmente se sirve entre las 21.00 y 23.30 horas, en ocasiones hasta un poco más tarde, dejando un periodo de tiempo significante, entre terminar la jornada de trabajo y la cena. Por lo que es costumbre entre los españoles acudir al bar local para un pequeño tapeo social antes de la cena formal.

Como normalmente la hora del almuerzo es alrededor de las 14.00h. otra hora del día habitual para tomar una tapa con su correspondiente copa de vino, especialmente en fines de semana, es sobre las 12.00h. como costumbre de socializar antes de la comida principal del día en familia. Existen otras razones para definir el origen de la tapa. Había una creencia también que el nombre de “Tapa” fue originado, cuando algunos taberneros se dieron cuenta que el olor de algunos quesos maduros ayudaban a minimizar el que desprendía el vino tempranillo al ser tapado con el plato de la tapa, por lo que esto dio origen al ofrecimiento gratis, del tapeo.

Otra historia al respecto fue, cuando el Rey Alfonso X de Castilla, encontraba se recuperando de una enfermedad bebiendo vino y pequeñas cantidades de comida, entre almuerzo y cena y una vez repuesto ordeno que las tabernas no servirían vino sin se acompañaba con tapas. Más al sur en la provincia de Cádiz, hubo otra anécdota sobre la realeza. El Rey Alfonso XIII paro en una famosa taberna de la ciudad y ordeno vino, el camarero de turno le sirvió su copa tapada con un trozo de jamón serrano para protegerlo de la arena fina que flotaba en el aire, al ser soplada por el viento, una vez bebida la copa de vino y comido el trozo de jamón, pidió una segunda copa que le sirvieron de la misma forma.

Las tapas pueden ser de tamaño y porciones variadas, las más grandes equivalen a la mitad de un plato (media ración) o uno entero (ración). Esto es muy popular cuando hay un grupo de personas en una misma reunión. Después de todo, reunirse socialmente es uno de los placeres de la vida, sobre todo en España.

A veces, un buen bar de tapas acogedor, es una opción alternativa agradable a una comida completa en un restaurante. Usted puede ver y elegir los platos a través de la vitrina presentados delante en la barra del bar. Esto es particularmente útil si usted se encuentra en una zona rural y su idioma español no es suficiente para ordenar con palabras su pedido, por lo que la gran variedad expuesta de diferentes menús, le facilitara su elección.

Así que, la próxima vez que este fuera de casa, busque un buen bar de tapas. No es sólo una excelente idea para comer, pero también es una buena manera de conocer a los lugareños. De seguro que siempre habrá una cálida recepción. “Que aproveche”.

preload preload preload