Mar 19

La Semana Santa de Málaga es una de las festividades más relevantes en Andalucía. Es reconocida como la ciudad poseedora de una de las celebraciones más impresionantes de España y, de hecho, es reconocido a nivel mundial.

Aunque su comienzo es el viernes previo de la semana, Domingo de Ramos es el comienzo oficialmente reconocido de esta magnífica celebración. Este día conmemora la entrada de Cristo en Jerusalén, cuando colocaron ramas de palmera delante de él en su camino antes de ser arrestado y crucificado.

El Viernes Santo es el día en que la muerte de Jesucristo en la cruz es recordada y fue santificada. También significa el comienzo del fin de la semana santa. Domingo de Pascua en la iglesia católica, es el día más importante en el calendario de la conmemoración de la pasión de Cristo. Ya que en ese día es el momento en que Jesucristo resucitó de entre los muertos y ascendió al cielo.

A lo largo de la semana, desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Pascua, se hacen desfiles en enormes piezas con grandes tronos llevados por personas que se sienten orgullosas de hacerlo. Los tronos representan imágenes religiosas y agita las pasiones de los creyentes y cualquier persona que las ve experimenta una de las celebraciones más espectaculares y emotivas que hay en España.

Durante la semana santa toda Andalucía está de fiesta. Junto con los tronos más memorables van acompañando el sonido continuo profundo de los tambores y el olor del incienso. En su mayor parte, la simbolización de la muerte de Cristo y la resurrección se celebra, no con el silencio y luto, sino con una pasión que sólo Andalucía puede ofrecer.

Algunas de estas procesiones son tan grandes que algunos de los tronos no pueden alojarse en la iglesia. Varios de ellos pueden llegar a pesar más de 5000 kg, por lo que los portadores deben de ser muchos para poder llevar los tronos. Cada uno de los portadores suele lleva un manto que sirve para cubrirlos y de vez en cuando llevan un tocado. Después de cada desfile, una banda lo acompaña, mucha gente de los distintos gremios de Málaga asiste para presenciarlos. Los asistentes se cuentan por centenares, y suelen seguir un trono en especial para el cumplimiento de un voto o como penitencia.

Las procesiones se abren paso a través del centro de la ciudad, la mayor actividad tiene lugar en la Alameda Principal. Los turistas y curiosos van a miles y contribuyen a hacer de esta la ocasión aún más memorable. Los hijos favoritos de Málaga vuelven para participar, Antonio Banderas entre ellos, el cual hace un gran esfuerzo para pasar la Semana Santa en la ciudad y donde dirige la procesión de la Virgen de las lágrimas y favores. Aquí y allá, los desfiles pueden llegar a detenerse frente a un balcón en el que alguien está cantando una canción típica de Semana Santa con toda la pasión que ello conlleva.

Hay numerosas procesiones durante la Semana Santa que sucedan durante el día, así como por la noche. Cada día se semana santa tiene su propio mensaje asignado: el Domingo de Ramos, Lunes Santo, Martes Santo, Miércoles Santo, Jueves Santo, Viernes Santo y Domingo de Pascua. Asegúrese de venir y experimentar esta celebración tan maravillosa y apasionada, ya que se quedará en su interior durante el resto de su vida. Si por alguna razón la visita no le es posible en estos momentos, siempre tendrá disponible el Museo de Málaga de la Semana Santa. Está abierto todo el año y muestra las túnicas y los tronos procesionales destacados durante la Semana Santa junto con la música y el arte que ejemplifican la ocasión.

Celebrar la Pascua en Málaga

preload preload preload