Mar 07

Aeropuerto de MálagaHace unos días se empezó una obra en los viales de acceso del aeropuerto de Málaga, reduciéndose drásticamente el caudal de tráfico que puede soportar. Para descongestionar dicho acceso, Aena estableció que todos los vehículos particulares y de empresas (entre ellas las minibuses de cortesía y los coches de alquiler) tendrían que entrar en el parking exprés, dándoles 15 minutos gratis para gestionar la entrega del vehículo o la recogida de los clientes. Sobrepasar dicho límite de tiempo supondría pagar la estancia completa, un hecho que ha ocasionado numerosas críticas por parte de los ciudadanos y profesionales afectados.

El presidente de la Asociación Empresarial de Coches de Alquiler (Aeca), el señor Félix Pinar,  criticó con fuerza la postura intransigente del aeropuerto, incluso existiendo alternativas. Según denunció, los costes operativos van a subir hasta tal punto por el pago del aparcamiento que muchas pequeñas empresas no podrán seguir con la actividad e irán a la quiebra. A su juicio, es imposible entregar los vehículos en sólo 15 minutos. Los vuelos nunca son puntuales al minuto y la entrega de los contratos a los clientes, así como las posibles explicaciones que hay que darle con el uso del vehículo, agotan ese tiempo con creces, sobre todo cuando se atienden a más de un cliente simultáneamente. Asimismo, advirtió de que las 300 plazas existentes en el pargkin exprés resultan insuficientes: «El aeropuerto se va a colapsar y el principal perjudicado será el turista, que se encontrará con un cuello de botella».

La patronal Aeca y la otra existente en el sector (Aesva) han convocado asambleas de urgencia en estos días para intentar fijar una estrategia conjunta ante lo que se viene encima: «El sector del alquiler siempre es el gran afectado en el aeropuerto, frente a otros sectores que nunca los tocan», afirmó.

«El aeropuerto dice que esto es lo que hay: todos en el ‘parking’ y 15 minutos como máximo», afirmó Ana María García, presidenta de la Asociación de Empresarios Servicio Vehículos de Alquiler (Aesva). Los empresarios llevaron la propuesta de mudarse a la T-1, ahora en desuso, «pero no tienen predisposición a escucharnos». «Estamos frustrados, muchas son pymes familiares que van a desaparecer por no tener ese espacio».

Lo cierto es que, estando la Semana Santa tan próxima, se vaticinan caravanas muy largas con todos los rentacar intentando dar el mejor servicio a sus clientes. Lamentablemente, el órgano gestor del aeropuerto no parece querer verlo del todo, pudiéndose producir un daño mayor del que se piensa.

preload preload preload